logo
biografia

 

 

enlaces

 

 

 

 

 

 

 

TIEMPO DOS

Galería de Fotos

Lightbox Gallery : horizontal

Idea y guión: Javier Aguirre y José Luis Barbero. Cámara: Ángel Gómez. Montaje: Otilia Ramos. Producción: NO-DO. Blanco y Negro. 1960

Comentarios referentes a la película

 

FRANCISCO AYALA

Tiempo dos es una bellísima obra de arte cinematográfica. El placer sensorial que la contemplación de la cinta produce, adquiere la plenitud de su sentido - es decir, la dimensión significativa en que su valor estético culmina - por virtud del sonido que la acompaña.../...Es la clase de efecto que el poeta consigue en su evocación de Itálica entre sus ruinas: Todo desapareció cambió la suerte / Voces alegres en silencio mudo. Sentimos que la desolación de la ausencia nos aprieta la garganta. En efecto: Lo que tiempo dos se ha propuesto, y logra expresar con plenitud, es el sentimiento de la soledad.

1995

 

RAFAEL ALBERTI

Tiempo dos es una película melancólica y triste. De suave tonalidad gris y poéticamente evocadora. Está hecha con el corazón. Tiene pureza, denota claridad y es perfilada y escueta. La imagen que más me queda es la del anticuado aparato fotográfico protegido de la lluvia por el paraguas.

1978

 

SALVADOR ESPRIU

Son lugares de veraneo, con toda la vulgaridad que ello significa: gente, movimiento, fácil alegría externa, cansancio, fastidio. En la cinta, en blanco y negro, están silenciosas y en apariencia deshabitados, bajo las lluvias de invierno triste.../...Mi impresión es otra, quizás porque aborrezco la luz, el agobio de los estíos mediterráneos. Los advierto al contrario, concentradas y potentes en su autenticidad hibernal, en su cierto desprecio, vuelta la mirada hacia su vida íntima, sumidos en un autoexamen firme, sagaz, sin complacencia alguna.

1982

 

J.V. FOIX

Si ahora no escribo poemas es porque los sueño. Un sueño reciente ha sido el ver la Plaza de San Jaime, completamente vacía. Esa sensación de soledad la he tenido al ver "Tiempo dos".

 

 

JUAN DAVID GARCIA BACA

Música de fondo que intente, atente fundirse con un pasado, con memoria, así en Tiempo dos. Presente abierto a pasado. Y no solo a fundirse con presente, aun con un presente que se realiza, independientemente de la memoria vital.

1985

 

CARLOS FERNANDEZ CUENCA

Tiempo dos, que puede ponerse como uno de los hallazgos más significativos y sorprendentes que de cine experimental se hayan emprendido en España.../...Tiempo dos es un juego agilísimo y sensible de sueño y de realidad, de evocación y de presencia, de lo que es y lo que quisiéramos que siempre fuera.

1961

 

JAVIER SAGASTIZABAL

Tiempo dos es un intesantísimo experimento, conseguido mediante un empleo eficaz de la imagen y sonido. A lo largo de toda la película, el elemento auditivo hace el contrapunto al visual, alcanzando unos resultados divergentes a los de la película de Querejeta y Eceiza. Y es que a Aguirre le interesa el ser humano.../...Comprendemos el gran drama existencial que estamos presenciando... En primer lugar, un niño solitario y triste, dueño de unos ojos grandes que delatan quizá un desarrollo mental prematuro, mira febrilmente al vacio ante sí.../...Hay un cierto pesimismo en Tiempo dos. La impresión que se obtiene del destino existencial del ser humano es quizá un tanto desesperanzadora. Pero el autor se muestra solidario con el hombre, por su impotencia por remontar esa condición fatalista que le acorrala.../...La totalidad de tiempo dos se presenta como el más ambicioso y perfecto experimento llevado a cabo en España en este sentido. El asincronismo se manifiesta aquí de acuerdo con el proceso seguido ya en el montaje visual por rompimiento.../...Se hacia difícil asociar aquello al momento histórico del documental español. Tanto es así que, de inmediato, clasifiqué esta muestra de cine experimental entre las poquísimas cosas importantes que ha producido el cortometraje nacional en los últimos treinta años.

1961

 

RAFAEL DIESTE

Gracias sin duda al ritmo y conjugación de imágenes, el espectador se siente introducido en su continuidad poética con el impulso análogo al que promovería una nueva narración, pero sin que haya narración.../...De pronto recuerdo el comienzo del conocido poema de Rodrigo Caro: "Estos, Fabio ¡ay dolor! que ves ahora /campos de soledad, mustio collado,/fueron un tiempo Itálica famosa".

 

 

MANUEL ANDUJAR

Del memorable cortometraje de un Zarauz despoblado y en otoñal día de incesante lluvia.../...ha cubierto Javier Aguirre una larga trayectoria de perspicaces y tenaces búsquedas ---nervios y conciencia en ristre, ojos de sondeo en derredor.../...El recorrido invernal de Zarauz, más revelador de la sensibilidad surrealista, alegórica y melancólica del autor: el trozo de papel en su diálogo con el viento.../...Los tipos de poemática cotidianeidad.

1978

 

FRANCISCO CANDEL

Mientras la foto nos muestra esos lugares vacíos ---son lugares de verano fotografiados en invierno-- el contrapunto del sonido nos da su sonido bullanguero de cuando debían hervir de gente. Se consigue con ello una gran nostalgia una tremenda añoranza, una gran ternura y una inmensa poesía..

1980

 

JUAN GIL ALBERT

Creo que es mi preferido; no sé como lo llamas. Se siente uno en no sabe qué localidad, una pequeña ciudad española parece, no aldea, pero de arcaicos cimientos. Unas calles viejas, un jovencillo solitario, en la oscuridad de un zaguán, una pareja, hombre y mujer, entre columnas de plazuela, no, nada de amor, de acercamientos, están juntos sí, pero ¿cómo y quién son? Dos ciudadanos que se pasan lo suyo. De pronto, por un caminal, parece, de huerto, vuelan flojos, llevados por el aire o rozando la tierra unos papeles de periódicos o envolturas de merienda y, a la vez, la silueta de unos de esos quioscos circulares, sostenidos por un basamento de piedra, donde los domingos oimos de niños una banda de música, cuyo rumor ha quedado impreso en la soledad actual de aquel paraje que con permanencia entre inocente y decrépita nos convoca al vuelo de la imaginación.

1980

 

ERNESTO GIMENEZ CABALLERO

Pero de todos los cortometrajes de Aguirre el que más me impresionó, me aterró-así: me aterró, fue el denominado Tiempo dos.../...Javier Aguirre debió destruir ese tiempo dos. Puede ser él destruido sin que nadie atienda sus disculpas de haberse adelantado al verdadero Tiempo dos. Al de hoy.

1978

 

JUAN MIGUEL GONZÁLEZ

Tiempo dos (1960), en el que, mediante un procedimiento simple en apariencia, consistente en alterar el sonido de las imágenes que presenciamos, cambiándolo por el sonido que esas imágenes tendrían en otro tiempo concreto, consigue unos resultados sorprendentes, ya que las imágenes entran en una nueva dimensión, cargadas de una gran fuerza evocadora.../...reivindicar el sonido como elemento autónomo.../...romper las reglas espacio-temporales del cine a través de un camino distinto a los anteriormente transitados.